La Sierra de Hornachuelos tiene el honor de ser la zona mejor conservada de toda la provincia de Córdoba y atesorar uno de los bosques mediterráneos mejores conservados de Europa.

Si hay un buen ejemplo que muestre la rica biodiversidad de este Parque Natural, es el sendero que conduce y que discurre por el valle del arroyo Guadalora.
Aquí se representan los dos tipos de pisos bioclimáticos del parque, el termomediterráneo y el mesomediterráneo.

La ruta se inicia en el mismo núcleo urbano de Hornachuelos, inmediatamente después de salir por sus calles estaremos inmersos en el bosque mediterráneo, bosque que a medida que vayamos caminando irá cambiando su diversidad por distintas razones de origen natural. Dichos cambios responden entre otras causas al tipo de suelo, a la altitud y a la situación donde nos encontramos, si es en umbría o en solana, etc. A lo largo del recorrido tendremos el privilegio de ver la mayoría de las formaciones vegetales de este Parque Natural.

En un principio, al encontrarnos muy cerca del Valle del Guadalquivir las especies vegetales más comunes son aquellas más adaptadas a soportar las temperaturas más elevadas, siendo las más comunes palmitos, acebuches, encinas, lentiscos, espinos negros, cornicabras, algarrobos, jaras blancas, matagallos, etc., es el piso termomediterráneo.
En el mesomediterráneo, más exigente a la humedad, irán apareciendo a medida que vayamos alejándonos del valle del Guadalquivir alcornoques, quejigos, madroños, durillos, etc.

Nos introduciremos en el valle del Guadalora, sus laderas están cubiertas de una selva de bosque mediterráneo y jalonando el arroyo un bosque de rivera cubierto linealmente de fresnos, alisos, almeces, etc., en él se refugia una rica y variada fauna silvestre; ciervos, jabalíes, tejones, meloncillos, nutrias, etc., además de una amplia comunidad de aves, destacando por su importancia el águila real, el buitre negro y el buitre leonado.

Durante este paseo tendremos la oportunidad de escuchar y observar diversas especies de aves que intentaremos localizar e identificar. Ya en esta fecha estamos recibiendo aves que vienen a pasar aquí el invierno o bien se encuentran sólo de paso hacia sus cuarteles africanos, estamos por tanto en la migración postnupcial.

El ser humano también ha dejado su rastro a lo largo de los años en el paisaje como podremos observar, pasaremos junto a las fuentes del Valle y la del Conejo, atravesaremos por el bello alcornocal adehesado de la finca Santa Cruz y el olivar de los Arcos y visitaremos el Molino de la Paloma, ejemplos de la adaptación del hombre a este medio intentando dominar y domesticar al bosque y al agua.

 

HORA DE INICIO 8:30 AM
DISTANCIA 11 KM
INCLUYE
Guias intérpretes. Transporte
Seguros. Sorteo.

 

 

Comentarios sobre la visita

There are no reviews yet.

Leave a Review

Rating